Comunidad Redes Servidores

Copias de seguridad en Internet: coste del backup en la nube

marzo 12, 2019

Copias de seguridad en Internet: coste del backup en la nube

This post is also available in : Inglés

El coste del backup en la nube: cosas a tener en cuenta antes de contratar

Una copia de seguridad (back-up o backup, por su denominación en inglés) es un conjunto de ficheros que son espejo o imagen exacta de sus originales en un momento dado. Generalmente se comprimen para ahorrar espacio tanto en almacenamiento como en el transporte. No deben guardarse en el mismo sitio donde fueron generados, porque muchas cosas pueden ir mal y dejarnos desprotegidos. Por tanto, hoy vamos a considerar y analizar el coste del backup en la nube: acompañadnos en esta tarea tan vital para cualquier empresa (o persona).

Pandora FMS y su labor incansable

En este blog os hemos presentado los conceptos básicos de lo que es una copia de seguridad y su monitorización con Pandora FMS; nunca está de más el releerlo de vez en cuando para no perder o torcer nuestro rumbo de trabajo.

Pandora FMS es un software de monitorización muy útil, con infinidad de usos -la flexibilidad es su divisa-, pero incluso Pandora FMS debe tener sus copias de seguridad para garantizar su propio funcionamiento y en este otro excelente artículo os enseñamos cómo realizarlo.

También Pandora FMS es compatible -y trabaja codo a codo- con otras soluciones para copias de seguridad, como Bacula o Veritas Backuo Exec; ahora bien, ¿dónde podremos guardar todos estos datos? Y lo más importante, ¿cuál es coste del backup en la nube? En el caso de las empresas -razones legales, como la Ley Sarbanes-Oxley en EE.UU.- deberemos utilizar algún servicio que los custodie fuera de nuestras manos. Algunos países que utilizan facturas electrónicas exigen por ley que los datos estén disponibles de manera pública una mínima cantidad de tiempo, generalmente entre cinco y diez años: ¡un conjunto de servidores web con sus propias bases de datos replicadas son en sí un almacenamiento en la nube! Considerando todo esto, prepárense porque nuestro enfoque será de todo menos ortodoxo. Veamos.

¿Coste del backup en la nube?

Si somos administradores de redes de área local, esa será la pregunta que siempre nos hará nuestra jefa o jefe inmediato. Se trata de un delicado equilibrio entre respaldar lo mínimo necesario para la empresa, lo mínimo necesario que exigen las leyes y lo mínimo necesario que consideren nuestros usuarios (estos tres factores muchas veces pueden coincidir en todo, a medias, en algo o en nada).

Coste del backup en la nube: ofertantes de servicio

Por cierto, la nube como tal no existe: esto solo significa servidores remotos seguros, potentes y con gran capacidad de almacenamiento y con acceso a Internet con conexiones muy rápidas, 300 mbps al menos. «Respaldo en línea» y «respaldo en la nube» significan exactamente lo mismo, solo que una palabra está de moda y la otra no. La mayoría de los servicios también permiten ver y descargar sus archivos desde un navegador web o dispositivo móvil, pero no debemos confundir el almacenamiento y edición de documentos compartidos en línea (Microsoft OneDrive, Google Drive, Apple iCloud Drive, Dropbox, etc.) con el trabajo de salvaguardar nuestros backup’s. Dichos servicios presentan inconvenientes: riesgo de la privacidad y cuando borramos un documento se borra de cada uno de los dispositivos sincronizados. ¡Totalmente contrario a lo que queremos hacer!

El costo de la privacidad

Comprimir ahorra espacio de almacenamiento y transporte. ¿Por qué no encriptar de una vez? Esto garantizaría de alguna manera nuestra privacidad, pero a la hora de comprobar si los ficheros almacenados de manera externa están legibles, puede retrasar e incluso costar más dinero y tiempo en su comprobación. Por ello presentamos el primer elemento de nuestra fórmula para calcular el coste del backup en la nube: sumemos un uno por ciento, ya que utilizaremos ficheros que contienen hashes de cada uno de los archivos y de los cuales tendremos una copia local para compararlos antes de comenzar las comprobaciones. Algunos servicios ofrecen control de versiones sobre archivos sin costo adicional, generalmente hasta una docena de cambios de un mismo archivo: pudiéramos utilizar esto para llevar un catálogo de hashes de nuestros respaldos que estén encriptados y/o comprimidos y/o no. En todo caso, con quienes contratemos alojamiento de datos también encriptarán nuestros ficheros y para transmitirlos también utilizarán un protocolo de encriptación, lo cual añade protección extra a nuestra privacidad.

El llevar nuestros propios catálogos también es práctico, dado el caso de que la empresa en la nube no ofrezca un servicio de búsqueda específica de ficheros en particular. Algunos otros, como Acronis True Image Review, realizan verificación de datos utilizando blockchain, lo que reafirma que lo único constante es el cambio.

Nota: si decidimos encriptar deberemos variar y guardar muy bien las contraseñas utilizadas, por lo que deberemos contar con un software capaz de lidiar con ello, aparte del tiempo para aprender a usarlo, mantenerlo y monitorizarlo. Encriptar siempre requiere un mayor consumo de energía: vayan sumando esto al coste del backup en la nube.

¿Megabytes, gigabytes o terabytes?

Las empresas ofrecen contratos a varios años (aunque hay empresas que no devuelven dinero si no deseamos continuar con el servicio), esto nos resultará en un costo por megabyte más económico. Sí, con tantos años trabajando con ordenadores todavía soltamos la frase “costo por megabyte” pero, seamos realistas, al momento actual debemos hablar del costo por terabyte. Esto ya es una verdad de Perogrullo: nos cobrarán por espacio de almacenamiento… pero también nos pueden poner pegas en cuanto al número de dispositivos que podemos utilizar para  “subir”. ¿A qué se debe este comportamiento comercial?

El costo de la conexión a Internet

Que sí, que debemos sumar al costo el tiempo y energía para transportar la información, y si tenemos varias sucursales en distintas zonas geográficas nuestro proveedor de alojamiento se verá forzado a ofrecernos un servicio muy completo por nuestro dinero. Por eso limitan la cantidad de dispositivos que se pueden conectar.

Relacionado con esto, para el respaldo inicial deberemos indagar si reciben dispositivos de almacenamiento externo por mensajería (off-line backup, en idioma inglés) para así salvaguardar nuestra conexión a Internet; luego seguiremos respaldando de manera incremental. Por supuesto que viceversa también funciona: si es mucha la información que necesitamos restaurar deberemos preguntar si tienen servicio de rastreo y aseguramiento de paquetes a fin de garantizar que lleguen a nuestras manos los preciados discos o dispositivos. Esta opción, generalmente, significa un costo extra para nosotros e incluso algunos servicios ofrecen con estos planes el clonado completo de discos fijos con su propio catálogo de ficheros, dado el caso de que necesitemos recuperar archivos o directorios específicos en lugar del disco completo.

Por agentes o por protocolos

Por último debemos considerar si podemos “subir” nuestros respaldos por medio de protocolos harto conocidos (FTP por ejemplo) o si por el contrario deberemos instalar software o agentes en un ordenador para que bien trabaje con respaldos locales o -si lo permite- unidades de red locales. El costo oculto es el trabajo de implementarlos (algunos permiten configurar la velocidad de subida de datos; si no, pues deberemos configurar la velocidad de nuestro enrutador para esa máquina encargada de “subir” los datos), monitorizar y cuidar cualquier brecha de seguridad. También podremos indagar si el almacenamiento tiene alguna API disponible para programar nuestros propios agentes de respaldo en línea.

Ventajas y desventajas del respaldo en la nube

Máquinas virtuales o droplets

No es una opción descabellada: ahora podemos alquilar desde seis euros al mes 25 gigabytes para una máquina virtual que incluye a su vez sus propios respaldos automáticos en la nube. El contratiempo sería que es otra máquina más la cual administrar -y monitorizar- y debemos comprobar cuántos datos podemos mover en dichas máquinas por período de tiempo (siempre hay un límite de tráfico, generalmente de manera mensual).
En Pandora FMS podemos ayudaros en cualquier duda sobre monitorización de respaldos, somos vuestra primera opción. ¡Contactad siempre con nosotros!


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.