Pongamos «Superred» dentro de nuestro vocabulario.

Un conjunto de ordenadores y/o equipos informáticos conectados entre sí, y que pueden intercambiar datos e información, todos estos conforman una red. Internet es la red de redes. Podríamos pensar, incluso, que Internet es la “Superred” pero cuidado, en informática el uso de los términos es terreno escabroso y de frecuente debate… Por ello, hoy, os traemos a la palestra la “Superred” (en inglés Supernet o Supernetwork), por supuesto siempre enfocado desde el punto de vista de la monitorización.

*Advertencia: lo que escribo a continuación es mi manera de ver las cosas desde un punto de vista práctico y sincero. Este artículo se endosa solo a mi persona y, en todo caso, esta entrada debe ser leída tras el matiz del aprendizaje, sin pretenderse oficial en forma alguna. Dicho esto, comencemos desde lo básico, que no es lo mismo que comenzar desde cero.

Términos: Superred y Supernetting

Si tenemos una red y compramos un nuevo ordenador… pues decimos que «lo ponemos en red». Si tenemos una superred pues entonces «lo ponemos en una superred». Pero en nuestro idioma no tenemos un verbo específico para ello. En inglés es más fluida la cosa, es muy frecuente utilizar el término Supernetting; no obstante los siguientes términos son también válidos (pero menos usados):

  • Prefix aggregation (agregación de prefijos).
  • Route aggregation (agregación de rutas).
  • Route summarization (resumen de rutas).

Si hilamos fino, técnicamente hallaremos diferencias pero para efectos de esta entrada lo trataremos de la misma manera… ¿Os parece osado de mi parte? ¡Pues hay más!

Petición de comentarios

Aunque podemos ir mucho más atrás en el tiempo, Internet nace en los Estados Unidos de América, originalmente llamado Arpanet, a finales de la década de 1960. Un predecesor tecnológico podría ser el teléfono fijo del que nacen muchos de los conceptos utilizados a la hora de planificar la «red de redes». De hecho, el cableado mismo, colores que identifican los pares, son muy parecidos, esto a nivel físico o hardware. Esto incluye las similitudes en conexiones conmutadas (o conmutación de circuitos). Pero, obviamente, Internet y el transporte de datos de manera digital terminó absorbiendo por completo la telefonía.

Pero Internet necesitaba algo más que la base o sustento físico y conceptual de las grandes compañías telefónicas estadounidenses. Es más, se marca en octubre de 1969 como el nacimiento de Internet ya que se realizó la primera conexión entre dos ordenadores… Y fue simplemente eso, ya que todavía no era una red de computadoras al uso.

Internet nace, en mi opinión, cuando el pionero Dr. Steve D. Crocker publicó el primer ejemplar de Petición de comentarios (en inglés Request for Comment o RFC) el 7 de abril de 1969. En el ejemplar número 6 (RFC 6) Steve Crocker relata su conversación con Bob Kahn acerca de la conversión de código para el intercambio de datos. RFC 11 publica la implementación de conexión en el sistema operativo GORDO (sí, así se llamaba), y, creo fervientemente, que esto, publicado en agosto de 1969, es lo que permitió la hazaña realizada en octubre de ese mismo año.

Sobre esa base de conocimiento nacen los RFC: amalgamando un grupo de muchachos veinteañeros que viajaban entre las distintas universidades compartiendo conocimientos y cimentando conceptos, algo que nosotros ahora hacemos por correo electrónico… De hecho, en el RFC 733 (año 1977) se esboza dicha tecnología y en el RFC 822 (año 1982) se publica la norma para el email.

Los RFC fueron creciendo década tras década: en 1992, RFC 1338 se publica «Supernetting: an Address Assignment and Aggregation Strategy» («Supernetting: una estrategia de asignación y agregación de direcciones»), a título informativo. Sí, al principio la superred fue simplemente un mero anuncio, no un protocolo, y ni siquiera una norma.

Justo al año siguiente, en 1993, la RFC 1518 «rompe» el paradigma de las redes por clases. Si bien las redes clase A permiten millones de direcciones IP, el próximo paso -redes clase B- solo permitían 65 mil direcciones IP: entre ambas el «desperdicio» de direcciones IP es grande.

Por ello, nace la Classless Inter-Domain Routing (mejor conocido como CIDR) el cual es una ampliación del sistema original de direccionamiento IPv4 que permite una asignación más eficiente de las direcciones. El método original basado en clases usaba campos fijos para los identificadores de red, lo que resultaba un derroche como dije anteriormente: la mayoría de las organizaciones a las que se les asignan esas direcciones (redes clase A y clase B) nunca tuvieron la intención de poner tantos dispositivos en Internet.

Como información adicional, de aquí nace la notación CIDR, el sufijo que acompaña a una dirección IP (hay 32 bits en una dirección IPv4, cuatro octetos separados por puntos) y que permite describir o acotar un rango de ellas. Por ejemplo para /20 permite 4096 direcciones IP, para /21 2048 direcciones IP y así sucesivamente, como también de manera inversa (todas potencias de base 2, esto es importante para una superred como veremos más adelante). Todos estos números pueden ser obtenidos mediante la calculadora de direcciones IP incluída en Pandora FMS. En línea también podemos hallar muchas de estas calculadoras, cada una con su propio estilo de formas y colores para presentar los mismos datos.

Flexible como Pandora FMS

CIDR cambió así los campos fijos por campos de longitud variable y esto permitió asignar las direcciones IP de una mejor manera, más refinada. La dirección IP CIDR incluye un número que indica cómo se divide la dirección entre redes y anfitriones (hosts).

Por ejemplo, en la dirección CIDR 201.249.0.0/19 el /19 indica que los primeros 19 bits se utilizan para la identificación de la red y los 13 restantes se utilizan para la identificación del host.

El objetivo principal de una superred es disminuir el tamaño de la tabla de rutas de los enrutadores. Por ejemplo, en lugar de que un enrutador tenga 8 rutas individuales, bien puede tener una sola ruta agregada de estas 8 rutas individuales. Esto ahorra recursos de memoria y procesamiento en los dispositivos de enrutamiento, así necesitan menos espacio para almacenar su tabla de rutas y menos capacidad de procesamiento para buscar en la tabla de rutas. Además proporciona estabilidad en las redes porque las fluctuaciones pueden aislarse, es decir, en una parte de la red no se propagan a todas las partes de la red.

Supernetting y Pandora FMS

Desde la versión NG 731 de Pandora FMS se incluyó IPAM (abreviatura en inglés «Internet Protocol Address Management») lo cual permite administrar, descubrir, diagnosticar y monitorizar cientos de direcciones IP.

Dentro de esta funcionalidad está incluida la superred, subredes e incluso redes privadas virtuales (VLAN), todo integrado, con la opción de exportar datos en ficheros CSV. A diferencia de la creación de las VLAN, solo podremos crear superredes de manera manual mediante IPAM. Para ello tendremos que configurar, con los parámetros necesarios, cada una de las superredes de las que queramos disponer, y posteriormente agregar redes ya gestionadas con IPAM que pueden pertenecer a una VLAN. Si bien es un proceso manual a partir de la versión NG 758, se incluye el poder agregar rápidamente nuestros datos desde ficheros en formato CSV.

Para finalizar esta entrada, veamos cuáles son las normas que rigen una superred.

Reglas de superred

Aparte de las buenas prácticas en la configuración de redes, se deben seguir y cumplir siempre las reglas establecidas para evitar que reine el caos.
Las reglas para crear superredes son las siguientes:

  • Las redes deben ser contiguas o en secuencia.
  • El número de redes a agregar debe ser múltiplo de dos o «base dos».
  • Y la regla que es un tanto más complicada: compare el valor del primer octeto no común del primer bloque de direcciones IP (el menor) de la lista de redes a agregar contra el número de redes a agregar (ver punto anterior). El valor del primer octeto no común debe ser cero o un múltiplo del número de redes a agregar.

Antes de despedirnos, recuerda que Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.
¿Quieres conocer mejor qué es lo que Pandora FMS puede ofrecerte? Descúbrelo entrando aquí: https://pandorafms.com/es
Si cuentas con más de 100 dispositivos para monitorizar puedes contactar con nosotros a través del siguiente formulario: https://pandorafms.com/es/contactar/
Además, recuerda que si tus necesidades de monitorización son más limitadas tienes a tu disposición la versión OpenSource de Pandora FMS. Encuentra más información aquí: https://pandorafms.org/es/
No dudes en enviar tus consultas. ¡El equipazo de Pandora FMS estará encantado de atenderte!

¿Quiere estar actualizado?

Suscríbase a nuestro boletín de Pandora FMS. Le mantendremos informado sobre nuevas versiones, plugins, características e integraciones.

You're now subscribed to Pandora FMS. Thanks!

Shares

Descarga gratis el informe más completo sobre monitorización segura de IDG research