Poseer una administración digital abierta, segura y eficaz es el nuevo objetivo de todo Gobierno en estos años. Pese a que la reciente pandemia pudiera haber obstaculizado todo plan maestro de evolución y de optimización de los sistemas, no está todo perdido. La Nube híbrida llega al sector público, entre otros avances. Te lo contamos en nuestro maravilloso blog.

La pandemia afianza la nube híbrida en el sector público

“La Nube”, esa fantasía abstracta, ha hecho posible el teletrabajo gubernamental a gran escala ( es tanto así que “IDC asegura que el 74% de las organizaciones gubernamentales a nivel mundial pasarán a trabajo remoto en un futuro”), además de dar la oportunidad a las instituciones de probar nuevas aplicaciones y experimentar con ella. Siendo las ventajas de escalabilidad y los beneficios de la seguridad los primeros objetivos.

El sector público, como otros tantos, se puso manos a la obra cuando le cayeron encima los grilletes del Covid-19. Al igual que las salas de conciertos o los gimnasios, se tuvieron que reinventar, y no tardaron en llegar nuevas plataformas online, fuertes inversiones en Inteligencia Artificial, sistemas de gestión basados en La Nube y demás soluciones transformadoras que dieran un respiro a unos organismos colapsados por las difíciles condiciones. De hecho, IDC Research España, ha confirmado que “el 40% del sector público ya se mueve en un entorno de nube híbrida frente al 90% de la empresa privada”. Esto muestra, efectivamente, que hay un viraje decidido de la Administración Pública hacia nuevos modelos.

La Nube híbrida en el sector público

Así que podemos decir que el dichoso Covid-19 aceleró no solo la venta de mascarillas, también la adaptación de las tecnologías más punteras en los gobiernos. De repente fueron conscientes, por ejemplo, como decimos, de las posibilidades de la Nube híbrida. Debido, por supuesto, a la popularidad ascendente de los entornos de IT híbridos; que aunque sabemos que pueden ser difíciles de gestionar a escala y que requieren de capacidades específicas, serán siempre bienvenidos a partir de ahora.

¿A qué se debió el escepticismo con respecto a la Nube híbrida en el sector público? Pues seguramente a que las instituciones gubernamentales a lo largo del planeta se han enfrentado a varios y sonados obstáculos relativos al tema. Garantizar una infraestructura de alto rendimiento no es coser y cantar, por ejemplo. Cierto tipo de tecnologías de monitorización tradicionales no funcionan en ecosistemas tan heterogéneos. Además, en ocasiones, la velocidad a la que se despliegan algunas herramientas en La Nube pueden conllevar problemas de seguridad.

Optimizar la gestión de La Nube híbrida en el sector público

Pero, ¿está todo acabado? ¿el apartado gubernamental no tiene nada que decir ante estos “varios y sonados obstáculos”? Tranquilos, como nos muestran los coaches mejor pagados y los héroes de los dibujos animados siempre hay una esperanza, incluso para optimizar la gestión de La Nube híbrida en el sector público.

Un nuevo enfoque

Desde Pandora FMS, empresa que se dedica a dar salida al mejor software de monitorización del mundo, te lo decimos: NO TODAS LAS TECNOLOGÍAS DE MONITORIZACIÓN FUNCIONAN IGUAL. Muchas o están diseñadas para los centros de datos locales o lo están para La Nube, pero no para ambas. Es aquí donde se puede mejorar mucho y deben intervenir los expertos IT, sobre todo para priorizar un plan para la monitorización de los entornos híbridos. Siempre con una visión del estado general de los sistemas, el rendimiento y la seguridad de la red, las bases de datos, las aplicaciones, etc. Parece que nadie tuviera el tiempo o las habilidades necesarias para este cometido, lo que termina por exponer a las organizaciones, más que nada en el tema de seguridad.

La red híbrida

Después de ser conscientes de que la inversión de tiempo y esfuerzo en los servicios en La Nube son necesarios, vendrá de la mano la idea de que la conectividad y el rendimiento de la red son un factor clave, al menos para garantizar la prestación de servicios de calidad.

Así que deberemos abordar aspectos como la latencia de la red, el aumento del tráfico de La Nube, la prevención de interrupciones, y cualquier otro problema, antes que nos afecten a nosotros y al usuario final.

Ni que decir tiene que las tecnologías de Software-defined wide-area network (SD-WAN) desempeñan un papel evidente en las tecnologías híbridas y pueden ayudar a simplificar las tareas de gestión de la red y evitar su congestión.

Cuidado con la identidad y el control de acceso

No, no es una locura supervisar quién tiene acceso a qué. Aquí lo hacemos y lo llamamos “Práctica de seguridad estándar». Sin embargo, cuando todo se convierte en un batiburrillo de empleados/usuarios/todo quisqui, y se interactúa con datos procedentes de gran cantidad de fuentes, las cosas se complican un poco.

Y es que las prisas no son buenas, y se quiere la implementación de La Nube al grito de “Ahora, ya, de inmediato”, por lo que los controles de acceso a veces quedan como punto vulnerable. Así que solo nos resta apostar por la autenticación multifactor, como sustituto oficial mejorado de las contraseñas para el acceso digital.

Los zero-trust frameworks, la segmentación de la red, y unas nuevas prácticas de seguridad para el proveedor son otras prácticas saludables para curarnos en salud y ayudar a proteger los activos que residan en nuestro entorno híbrido.

Nuevas habilidades, nueva mentalidad

El cambio necesita de pequeños cambios. Las capacidades y habilidades que son necesarias para la gestión de La Nube híbrida distan de las que se necesitan para una infraestructura local. El centro de datos es ya una abstracción de lo que era y de aquello que los equipos de IT conocen bien. La tecnología es el futuro, pero también el más vigente presente, y si las instituciones gubernamentales no desarrollan las capacidades adecuadas y necesarias para apoyar dicha tecnología, no habrá ni Nube híbrida bien gestionada, ni nada que hacer en áreas como la monitorización y la seguridad.

Conclusiones

Como hemos empezado diciendo la pandemia mundial de Covid-19 ha justificado y potencializado la modernización de la tecnología, y la adaptación acelerada a La Nube y entornos IT, pero todavía falta un largo trecho para que estos servicios sean realmente utilizados por los órganos institucionales y sus ciudadanos. Y esto debe ser una prioridad, tanto como su buen rendimiento, accesibilidad y seguridad. Llegado el momento, con la inversión y trabajo necesario detrás, estoy seguro, La Nube se nos revelará en todo su esplendor mostrando su verdadero potencial.

¿Quieres conocer mejor qué es lo que Pandora FMS puede ofrecerte? Descúbrelo entrando aquí. Si tienes que monitorizar más de 100 dispositivos también puedes disfrutar de un TRIAL GRATUITO de 30 días de Pandora FMS Enterprise. Instalación en Cloud u On-Premise, ¡¡tú eliges!! Consíguelo aquí.

Por último, recuerda que si cuentas con un número reducido de dispositivos para monitorizar puedes utilizar la versión OpenSource de Pandora FMS. Encuentra más información aquí.

No dudes en enviar tus consultas. ¡El equipazo que se encuentra detrás de Pandora FMS estará encantado de atenderte!Y si quieres seguir el ritmo de todas nuestras novedades y te va el rollo IT, release y, por supuesto, monitorización, te esperamos en este nuestro blog y en nuestras distintas redes sociales, desde Linkedin a Twitter pasando por el inolvidable Facebook. Hasta canal de Youtube tenemos, y con mejores narradores que El Rubius y AuronPlay. Ah, bueno, ¡también estrenamos canal de Instagram! Seguid a la cuenta, que aún nos queda mucho para igualar a la de Billie Eilish.

¿Quiere estar actualizado?

Suscríbase a nuestro boletín de Pandora FMS. Le mantendremos informado sobre nuevas versiones, plugins, características e integraciones. 

You're now subscribed to Pandora FMS. Thanks!

Shares

Descarga gratis el informe más completo sobre monitorización segura de IDG research