2022, el mundo es el paraíso tecnológico que siempre soñaste. Minería espacial, ciudades inteligentes, impresoras 3D para hacerte tu propia máscara de Darth Vader… Solo un pequeño problema, la sociedad se fundamenta en la digitalización y las comunicaciones y tú no tienes ni idea sobre la visibilidad de la red distribuida. Algo de vital importancia teniendo en cuenta el auge de la ciberdelincuencia. Bueno, tranquilo, nosotros te ayudamos. 

¿Conoces todo sobre la visibilidad de la red distribuida?

Bien, lo primero de lo que debes ser consciente es de la importancia de esta visibilidad de la red distribuida. Después de todo, empresas de todo el globo afirman que los mayores puntos ciegos en su seguridad vienen de la red, por lo que todos sus esfuerzos se concentran en salvaguardar sus datos reforzando esta trinchera. Por eso, la visibilidad es clave. Todavía más si hablamos de los Managed Services Providers (MSP), los profesionales encargados de proteger los datos de los clientes.

Pero, ¿qué es la visibilidad de la red distribuida? 

Simplifiquemos, la visibilidad de la red distribuida supone tener un conocimiento completo de los diferentes componentes en funcionamiento dentro de tu red para poder, así, analizar, a placer, aspectos como el tráfico, el rendimiento, aplicaciones, recursos gestionados y un largo etcétera que dependerá de las capacidades que ofrezca tu herramienta de monitorización. Además de aumentar la visibilidad de las redes de tus clientes, una solución integral puede darte mayor dominio para realizar estrategias basadas en las métricas que estás supervisando.

Por ejemplo, los MSP, pueden, con una buena solución de visibilidad, ayudar a mejorar la seguridad de sus clientes a través de la revelación de signos de peligro en la red o, gracias a un mejor análisis, tomar decisiones más formadas y rigurosas acerca de la protección de datos.

Como hemos advertido antes, la ciberdelincuencia es el pan de cada día en este futuro casi de ciencia ficción que nos hemos granjeado, y los puntos ciegos en la seguridad de red, junto a qué será del cd, es una de las grandes preocupaciones que nos asisten. 

Supervisar el tráfico, buscar cuellos de botella en el rendimiento, proporcionar visibilidad gracias a una buena herramienta de monitorización y alertar de los comportamientos irregulares… Eso es lo que necesitamos. Además, estas alertas, super importantes, llaman la atención y notifican a los técnicos y administradores de sistemas que, enseguida, tomarán las medidas pertinentes para resolver nuestro problema. 

Si eres un MSP en este futuro post apocalíptico que nos ha tocado vivir es muy probable que utilices numerosas aplicaciones como parte de tus servicios, pues bien, otra de las ventajas evidentes de la visibilidad mejorada es la capacidad de participar en la supervisión de aplicaciones. Así, por ejemplo, cuando se establece una granular network visibility, podemos obtener una perspectiva incuestionable de cómo las aplicaciones están afectando al rendimiento y la conectividad. Una vez somos conscientes de esto, podemos optar por filtrar el tráfico de aplicaciones críticas a las herramientas adecuadas y monitorear quién utiliza cada aplicación y cuándo lo está haciendo. Incluso podemos hacer que el rendimiento de las aplicaciones sea más práctico, reduciendo el trabajo del procesador y del ancho de banda asegurándonos, por ejemplo, de que el tráfico de correo electrónico no se envíe a puertas de enlace que no sean de correo electrónico. 

Algunos retos a tener en cuenta

No todo es jauja, cava desparramado por la moqueta y crisis atajadas por nuestra pericia, hay varios desafíos para los MSP asociados a la visibilidad de la red. 

Ha aumentado la computación en La Nube y se ha incrementado el mobile traffic, esto solo suma, a nuestra capaza de inconvenientes, más puntos ciegos de los que estar atentos como MSP. Llegó el fin de los magnánimos y bucólicos días en los que nos tendimos sobre la hierba a monitorizar simplemente el tráfico a través de enlaces MPLS. Nos encontramos en el futuro, y las WAN son un trabazón fatal de VPN basadas en Internet, servicios en La Nube, MPLS y usuarios móviles. Algo complejo de lo que muchas herramientas de monitorización rudimentarias no pueden ofrecer una visibilidad completa. Hay muchos componentes que abordar. Para afrontar este nudo gordiano y su densa complejidad los MSP deben ser exigentes y rigurosos a la hora de elegir una herramienta de monitorización con la que trabajar. 

Otro de los grandes retos a los que pueden enfrentarse los MSP en este ámbito es el hecho de que los métodos de monitorización más tradicionales están íntimamente ligados a los dispositivos on premise. Esto supone que todas las localizaciones WAN necesitan su propio set de aplicaciones, y estas deben tener sus propias fuentes y tener un correcto mantenimiento. Opcionalmente, todo el tráfico se puede recuperar e inspeccionar desde una localización WAN. Este método poco eficiente puede tener un impacto en el rendimiento.

Debido a esta ineficacia, se ve complicado aplicar el enfoque tradicional en la visibilidad de la red distribuida. Para las empresas con muchas aplicaciones, las redes se vuelven algo demasiado obtuso y enrevesado, con una variedad de configuraciones y políticas individuales difíciles de soportar. A esto sumarle las restricciones de capacidad de los dispositivos, que limitan la cantidad de tráfico que puede analizarse sin necesidad de actualizar el hardware. Esto sin reparar en que en algún momento los dispositivos tendrán que ser parcheados o sustituidos por completo. Maldita sea, incluso si tu empresa crece, que es lo que queremos, la visibilidad de la red se verá rápidamente constreñida y más vulnerabilidades de seguridad pasarán desapercibidas.

Conclusiones y buenos augurios


Te lo he pintado muy mal. Pero tranquilo, solo era una in crescendo adverso hasta llegar a la gran catarsis: Aunque hay muchas herramientas de monitorización tradicionales que no pueden abordar los retos de visibilidad de la red distribuida, existen, gracias al Cielo, otras herramientas de monitorización que sí lo hacen.  Es el ejemplo de Pandora FMS, software de monitorización que está a la altura de retos como los planteados y que ayuda a los técnicos a gestionar redes complejas y mucho más. Pandora FMS te permite controlar, gestionar y personalizar la herramienta a través de una interfaz centralizada. Gracias a su escalabilidad podrás ser capaz de gestionar redes con cientos de dispositivos y dar a los proveedores TI lo necesario para aumentar la seguridad y maximizar la eficiencia. ¿No te lo crees? Pruébalo ahora, durante 30 días, totalmente gratis. Ya ves, no todo iba a ser malo en este futuro post apocalíptico.

Shares

Descarga gratis el informe más completo sobre monitorización segura de IDG research