Empresas Tecnología

¿Ha alcanzado tu empresa la madurez digital?

julio 6, 2020

¿Ha alcanzado tu empresa la madurez digital?

El post está disponible también en : Inglés

Madurez digital; descubre qué es y si la tiene tu empresa

¿Sabes qué es la madurez digital? ¿Entiendes cómo alcanzarla puede afectar a tu empresa? ¿Sabes detectar si ya os encontráis en ella?

El conocimiento de qué es la madurez digital y la capacidad para evaluarla puede ser capital para una empresa. En este artículo vamos a conocer qué es y a descubrir algunas pistas que pueden indicarnos cuál es el grado de madurez digital que tiene una empresa. ¿Comenzamos?

¿Qué es la madurez digital?

Conocemos como madurez digital al grado en el que se encuentra una empresa cuando es capaz de aprovechar las tecnologías digitales para mejorar en todos los aspectos posibles, desde el rendimiento económico hasta la relación con los clientes, pasando por los procesos de negocio, procesos productivos, relaciones internas, etc.

El concepto de madurez digital está íntimamente relacionado con el de transformación digital. Si entendemos este como el proceso que llevan a cabo las empresas con el fin de incorporar y aprovechar el uso de las tecnologías digitales, la madurez digital sería una suerte de meta a alcanzar, un lugar en el que puedes mirar atrás y pensar “hemos hecho un buen trabajo”.

Lo que ocurre es que no todo acaba aquí. Hay un par de aspectos que debemos tener en cuenta.

  1. La madurez digital no es algo estático. Conforme las tecnologías digitales se desarrollan (¡y esto no para de ocurrir, y cada vez a mayor ritmo!), habrá que seguirlas incorporando a nuestra empresa con el fin de no quedarse atrás.
  2. No siempre resulta sencillo entender si hemos conseguido alcanzar la madurez digital o si, por el contrario, nuestra empresa es una “joven imberbe” que se encuentra perdida en lo que al uso de las tecnologías digitales se refiere.

¿Cómo puedo saber si mi empresa ha alcanzado la madurez digital?

Aún sabiendo que se trata de un concepto dinámico y que, por tanto, no podremos dormirnos en los laureles, es legítimo preguntarse si en un determinado momento hemos alcanzado la madurez digital. La respuesta a esta pregunta puede indicarnos tanto la fase de la transformación digital en la que nos encontramos como si las prácticas que estamos realizando para llevarla a cabo están dando fruto. Aunque cada empresa tiene sus particularidades, existen pistas que pueden guiarnos. Veamos algunas.

¿Tenéis conciencia digital?

Se trata de algo que debe imbuir toda la empresa y puede afectarla a muchos niveles.

Por un lado debes tener claros cuáles son tus objetivos de transformación digital y cuáles son las medidas que vas a llevar a cabo para alcanzarlos, sin olvidar establecer las formas de medir el grado de éxito alcanzado. Por otro lado, será necesario tener el cuenta la dimensión digital en todas las decisiones de calado que tomes respecto de la empresa. ¿Lo estás haciendo?

Más aún: ¿tienes clara la importancia de las tecnologías digitales en las relaciones con los clientes? ¿Tiene tu gente en mente la importancia de la digitalización de la empresa?

Se trata, al fin y al cabo, de tener siempre en mente lo digital, de tener presente su importancia y nunca perderlo de vista. ¿Esto está siendo así en tu empresa?

El cliente es lo más importante

Si no lo tienes claro a estas alturas, mal vamos. El cliente es esencial; por eso se encuentra en el centro de la transformación digital. Si no tenemos todo esto muy presente será imposible saber cuál es nuestro grado de madurez digital.

Vayamos a algunas cuestiones más concretas. Damos por hecho que dispones de página web y de tienda on-line (si procede), pero ese es solo el principio. ¿Cuántos canales de comunicación digital mantienes abiertos y con qué grado de eficacia y satisfacción? ¿Has alcanzado la omnicanalidad? ¿Cuál es vuestro manejo de las tecnologías móviles? ¿Has pensado en la responsividad? ¿Disponeis de vuestra propia app? ¿Cómo manejáis las redes sociales? Son solo algunas preguntas; hazte muchas más y evalúa tus respuestas.

¿Usáis las tecnologías digitales de forma interna?

Recuerda que el uso en las relaciones con los clientes solo es uno de sus aspectos. Las tecnologías digitales pueden usarse en múltiples campos, como la comunicación interna, diversas clases de procesos o formas flexibles de trabajo, entre otros. ¿Las estáis utilizando?

Además, su uso precisará con frecuencia de formación y aprendizaje. ¿Está preparada tu gente para utilizarlas y aprovecharlas? ¿Tienes personal especializado en aspectos clave, como su gestión o su mantenimiento? ¿Te suena todo esto a otro idioma? Entonces tienes mucho trabajo por hacer…

¿Qué pasa con los datos?

Se trata de un aspecto muy concreto del uso interno de las tecnologías digitales. Los datos están más de moda que nunca, pero ¿sabes qué hacer con ellos? Tecnologías como la Inteligencia Artificial o el Big Data no solo son algo sobre lo que charlar ante un café. Muchas empresas las utilizan en su día a día y las han incorporado en procesos como la toma de decisiones.

Además, tampoco debes perder de vista otras cuestiones como la correcta gestión de los datos. ¿Es eficaz? ¿Es segura? Los datos son importantes, ¡no te olvides de ellos!

Mira a tu alrededor y no te quedes atrás

Ya te lo hemos advertido: alcanzar la madurez digital no significa que puedas quedarte parado dándote palmaditas en la espalda. Puedes tenerla un día y quedarte atrás poco tiempo después.

Las tecnologías digitales no paran y tú tampoco debes hacerlo. Mira a tu alrededor. Observa el mundo que te rodea. Analiza las demás empresas, aprende de sus éxitos y sus fracasos e intenta ir por delante de ellas. ¿Eres un líder digital?

¿Estáis invirtiendo en tecnología digital?

Todo esto es muy bonito, pero si no te rascas el bolsillo es muy probable que tengas enormes dificultades para alcanzar la madurez dificultad. ¿Cuál es vuestro gasto en tecnologías digitales? ¿Lo consideras suficiente o insuficiente? Más aún: ¿Estáis aprovechando la tecnología de la que disponéis? ¿Contáis con tecnología que os permita supervisar el estado de la propia tecnología?

Madurez digital y monitorización

Para finalizar, llegamos a una cuestión clave: la monitorización.

Los sistemas de monitorización se encargan de supervisar los sistemas informáticos (hardware, redes y comunicaciones, sistemas operativos o aplicaciones, por ejemplo) con el fin de analizar su funcionamiento y su rendimiento, y de detectar y alertar acerca de posibles errores.

Y es que el propio hecho de contar con un buen sistema de monitorización de sistemas informáticos puede ser clave a la hora de determinar si tu empresa ha alcanzado la madurez digital o si, por el contrario, aún tiene un largo camino que recorrer.

¿Aún no cuentas con un buen software de monitorización? ¿Ya dispones de uno pero quieres explorar otras alternativas? ¿Qué tal si descubres Pandora FMS?

Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocer mejor qué es lo que Pandora FMS puede ofrecerte? Descúbrelo entrando aquí.

Si tienes que monitorizar más de 100 dispositivos también puedes disfrutar de una DEMO GRATUITA de 30 días de Pandora FMS Enterprise. Consíguela aquí.

Por último, recuerda que si cuentas con un número reducido de dispositivos para monitorizar puedes utilizar la versión OpenSource de Pandora FMS. Encuentra más información aquí.

No dudes en enviar tus consultas. ¡El equipo de Pandora FMS estará encantado de atenderte!


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.