Comunidad

Una historia personal de Pandora FMS sobre el coronavirus

abril 30, 2020

Una historia personal de Pandora FMS sobre el coronavirus

Pandora FMS lanza un mensaje a su comunidad sobre la pandemia

Como sabemos, la vida, tal y como la conocíamos, se ha parado en seco. La gente, transmisores básicos de su funcionamiento, se ha visto paralizada y confinada. La primera opción suele ser egoísta, mantenerse vivo y cómodo a toda costa, sin importar cualquier efecto o desplazamiento que puedas generar a tu alrededor. Es el caso de algunas grandes empresas que -una vez atemorizadas por los efectos económico-sociales que ha provocado la pandemia del Covid 19- olvidan su relación con los proveedores pequeños. Una relación tan esencial y necesaria para estos proveedores como prescindible para una gran empresa. Y no solo las grandes empresas; nosotros, de forma individual, también hemos tenido que dejar de lado, de una manera o de otra, a muchos profesionales que contaban con nuestra ayuda para gestionar y mantener su vida. Hablo de nuestros profesores de clases particulares que se han quedado sin alumnos, psicólogos que se han quedado sin pacientes, pequeños mercaderes que se han quedado sin compradores… Autónomos o pequeñas PYMES que han visto su forma de vida truncarse de un día para otro sin la más mínima posibilidad de auxilio.

Por nuestra parte, desde Pandora FMS, tenemos una historia. Cuando nos vimos obligados a abandonar nuestras oficinas en Gran Vía tuvimos que dejarle una nota a nuestra limpiadora, y cuando decimos “nuestra” lo decimos desde el respeto y el cariño que le tenemos, son muchos años de amistad y trabajo juntos. En esa nota apuntábamos que aprovechara para dar esa limpieza a fondo que toda oficina necesita de vez en cuando. Por entonces no sabíamos cuánto tiempo iba a durar este aislamiento en casa. Al poco tiempo nos llamó atemorizada, habían pasado los días y ella ya había dejado todo limpio. “¿Ahora qué iba a hacer?”. Tenía miedo de que al terminar con su labor la echaran del trabajo. Fue entonces cuando nuestro CEO, Sancho Lerena, apuntó que no había problema, que volviera a casa, que su empresa siguiera mandando las facturas porque se le iba a seguir pagando, pero con una condición, que las horas que tendría que pasar en nuestras oficinas trabajando, las aprovechara para estar en casa cuidando de ella y de sus niños, uno de ellos recién nacido. Más que agradecida, ella aceptó. Fue al poco cuando, de nuevo, tuvo que volver a llamarnos: su jefe la obligaba a pasar esas horas que le seguíamos pagando, en vez de en su casa, con sus niños, en otro lugar limpiando, para así aprovecharse y seguir sacando dinero. Advertidos, nos negamos a que esto ocurriera y así se lo volvimos a explicar a su jefe. “Las horas que debería estar limpiando las oficinas de Pandora FMS que las pase en casa aprovechando para cuidar de sus niños, no en otro lugar. Son nuestras horas y así se las continuaremos pagando.”

Como hemos mencionado, no son solo las grandes empresas, todos tenemos gente que depende de nosotros para subsistir en mayor o menor medida. No podemos dejarlos de lado. Hay que ser responsables, compañeros, amigos. Ahora, más que nunca, de forma online y gracias al teletrabajo podemos mantener a nuestros proveedores. Aprovecha para dar esa clase de guitarra y de yoga online, habla con tu psicóloga por skype y después con tu entrenador personal. Cuando pase todo este huracán, que pasará, veremos en ellos, en nuestro comercio de barrio, en nuestro limpiador, en nuestra profesora de inglés, de yoga, en nuestro entrenador personal, psicólogo… verdaderos hermanos. Unidos a ellos por algo más que el dinero, por valores esenciales que nos harán disfrutar de un país que pronto seguirá siendo ese remanso de sol, paz y diversión que todos recordamos y que el mundo entero volverá a pisar para la gloria de sus vacaciones o a elegir para una vida mejor.


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.