Comunidad

La monitorización y la moda: también sabemos de tendencias

octubre 23, 2020

La monitorización y la moda: también sabemos de tendencias

This post is also available in : Inglés

Repasamos algunas nuevas tendencias en monitorización

No es que la monitorización de sistemas tenga mucho que ver con la Cibeles Madrid Fashion Week o con los locales más vanguardistas del Soho londinense, pero comparten la búsqueda de algo nuevo, de algo fructífero y original. Y como nosotros somos también unos moernos hipsterianos obsesionados con lo cool y lo trending, hoy intentaremos repasar algunas de esas nuevas tendencias en monitorización, la más reciente actualidad que afecta a nuestro campo. Somos una empresa top dedicada a esa franja del mercado y siempre tenemos que estar al tanto de todo lo que acontezca en la actualidad. “Siempre en la brecha”, pondría en el entorchado destellante de nuestra chupa mientras recorremos la pasarela bajo los focos.

APM o Monitorización del Rendimiento de Aplicaciones

La monitorización del rendimiento de aplicaciones puede afectar de una manera tajante a una empresa, así como a la usabilidad de las aplicaciones que emplea a diario, como ya hemos explicado en artículos anteriores.

Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de APM? Si vamos a lo más irreductible, APM es “la monitorización del rendimiento de aplicaciones con el objetivo de garantizar la mejor experiencia de usuario y minimizar los problemas de disponibilidad”. Con anterioridad, este tipo de monitorización se ocupaba solo de la fase de desarrollo de una aplicación. Solventaba cualquier tipo de fallo o brete justo antes de que esta aplicación se exhibiera en el mercado. Sin embargo, ¡pam!, con la velocidad de desarrollo y actualización de las nuevas tecnologías que tenemos a día de hoy este ya no es el caso. La monitorización del rendimiento de aplicaciones se ha tenido que extender.

La importancia y vigencia del APM encuentra sus claves en el mayor desarrollo y demanda de las aplicaciones, la diversidad de plataformas que existen y en las que deben funcionar las aplicaciones, el desarrollo más complejo de las tecnologías -que necesitan una monitorización constante- y la idea, bastante trascendental, de que una aplicación nunca, repito, nunca, puede fallar. A menos, claro, que queramos perder usuarios, clientes y dinero.

El monitoreo en/de la nube

En su día también tuvimos la oportunidad de hablar sobre este tema en nuestro blog. Puedes echarle un ojo, si quieres, aquí. A partir de ahora, si lo hemos tratado antes, debería poner un mítico y seriéfilo: Previously en Pandora FMS

Bien, la Nube como nueva tendencia. Solo partiendo de la idea de la importancia de la Nube en estos últimos tiempos ya deberíamos ser conscientes de su relevancia en todos los entornos. Y cuando digo “todos”, es TO-DOS, también en el monitoreo, por supuesto, donde se descubre como una herramienta nueva y de gran potencia.

No por casualidad hemos podido ver, en la más reciente actualidad, un evidente éxodo y estampida de las empresas, de todo tipo, hacia la Nube. Y también una gran batalla, encarnizada, por despuntar en ella entre los competidores. Sin ir más lejos, podemos apreciar que ya existen todo tipo de herramientas de monitorización que se focalizan en eso, en la monitorización en la nube. Aunque pocas, he de decirlo, pueden competir con Pandora FMS (ejem, ejem…) porque, a día de hoy, no pueden dar esa cobertura global que puede dar nuestra empresa monitorizando sistemas, aplicaciones y procesos, sin apenas despeinarse. Eso todavía nos mantiene como los mejores en esa Nube de polvo y datos en la que todos bregamos y de la que solo se pueden apreciar puños en alto y armaduras volando, como si de una cómica pelea de galos y romanos se tratara.

Monitorización de contenedores y orquestadores

Previously en Pandora FMS… Monitorización Docker: retos derivados de la naturaleza de los contenedores y Kubernetes y Helm: monitorizando con Prometheus y Grafana

Los contenedores, como Docker, son una herramienta fresquísima pero ya de lo más extendida, “bien documentada, con una gran compatibilidad y sobre todo muy fácil de usar”, avalan nuestros expertos, más concretamente, Rafa, el Project Manager de nuestra empresa. Te queremos Rafa. “Sin ir más lejos, a día de hoy”, nos cuenta, “podemos desarrollar y desplegar contenedores Docker que estén preparados con las librerías que necesitamos. Sin importar la máquina en que se ejecuten, siempre tendrán las mismas librerías, misma configuración y se ejecutarán exactamente igual que en la máquina del desarrollador.” Antes podías hacerlo con una máquina virtual, puedes pensar, pero para qué engañarnos, son mucho más difíciles de gestionar.

En cuanto a la orquestación, viene seguida inmediatamente de este punto, el de los contenedores. Puedes gestionar los contenedores de forma manual e independiente, lo que es lícito para algo puntual, pero si empieza a crecer el número de contenedores, esto se vuelve una pesadilla, y es ahí donde entra la orquestación de contenedores para gestionar múltiples contenedores de forma viable. Con la orquestación no solo gestionarás contenedores, también su entorno, y esto incluye sus relaciones y conexiones entre ellos.

Espero que estas nuevas tendencias en monitorización te conviertan en el puntero rey del barrio; por algo luchamos para que sea “lo más” el día de mañana.


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.