Geek Tecnología

Deja volar tu imaginación con los hoteles del futuro

octubre 20, 2017

Deja volar tu imaginación con los hoteles del futuro

This post is also available in : Inglés

Hoteles del futuro; una aventura para los sentidos

Cuando pensamos en el futuro, tenemos la tendencia de hacerlo a largo plazo. Pero el futuro puede encontrarse más cerca de lo que imaginamos.

Si en lo que pensamos es en cómo serán los hoteles del futuro, no necesitamos irnos demasiado lejos en el tiempo. Los avances en robótica, domótica e inteligencia artificial están haciendo que, ya hoy en día, entrar en algunos hoteles sea una experiencia completamente nueva. Dentro de poco, las nuevas tecnologías llegarán a casi todos los hoteles, y alojarse en uno de ellos se convertirá en una aventura. ¿Quieres ver lo que te espera?

Cuando llegues al hotel, probablemente te extrañe no encontrar ningún ser humano en la recepción (salvo tal vez algún cliente). En lugar del clásico recepcionista, una pantalla interactiva te guiará en tu propio idioma -sea cual sea- en el proceso de check-in, a partir de la reserva que habrás solicitado por internet (esto ya lo hacemos todos hoy en día). Incluso para el proceso de reserva dispondrás de opciones que aún no existen hoy en día. Gracias al Internet de las Cosas será muy sencillo saber si existe alguna habitación disponible en ese hotel junto al que te encuentras dando un paseo y que tiene tan buen aspecto. Será suficiente con abrir una app, que te informará al instante de la disponibilidad a través de geolocalización, sin necesidad ni de hacer siquiera una búsqueda, ni por supuesto de entrar en la recepción.

Si por entonces aún dispones de maletas tradicionales –ya existen las maletas inteligentes que te siguen allá donde vayas-, un robot botones se acercará para recogerlas y llevarlas a tu habitación. Por cierto, esto también existe hoy en día en algunos hoteles especialmente avanzados. Si tienes cualquier duda, un robot recepcionista dotado de inteligencia artificial te atenderá con diligencia, por supuesto también en tu propio idioma.

Cuando llegues a tu habitación, no serán ni una llave ni una tarjeta electrónica las que te abran la puerta, sino tu teléfono móvil. Esto, igualmente, también existe en la actualidad en algunos hoteles.

Dentro de la habitación, las posibilidades ofrecidas por la domótica convertirán tu estancia en lo que tú mismo desees. Cualquier dispositivo al efecto -un mando, una Tablet o incluso tu propio móvil- te permitirá controlar todos los elementos habituales (aire acondicionado, luz, persianas, etc.), y también algunos nuevos, como dispositivos de realidad aumentada o robots personales que te asistan en las tareas que necesites (planchar o guardar la ropa, por ejemplo).

Si has olvidado algún objeto no tendrás que volverte loco para conseguir un repuesto; una impresora 3D alojada en tu propia habitación te permitirá disponer de una copia idéntica en cuestión de segundos. Esto incluso podría servirte para viajar más ligero.

Otra novedad interesante la encontrarás en la experiencia visual. Además de las tradicionales y necesarias ventanas, el resto de paredes de la habitación se encontrarán plagadas de pantallas de diverso tamaño, gracias a las cuales el huésped se podrá transportar a los ambientes que desee –desde un entorno espacial hasta uno submarino- o conocer fácilmente los atractivos turísticos de la ciudad que está visitando. Las mismas pantallas también podrán utilizarse para cualquier otro propósito (desde ver películas hasta utilizarlas para trabajar o contactar por videoconferencia con familiares, conectándolas fácilmente a nuestro dispositivo móvil).

Pero estas no serán las únicas ventajas de la habitación de hotel del futuro. En el baño podrás encontrar un espejo inteligente que, mediante técnicas de reconocimiento facial y análisis de aliento, te explicará porqué sientes ese malestar en el estómago y cómo solucionarlo, o si es necesario que consultes a un médico (al que también podría conectarse de forma automática).

Una cama inteligente podrá adaptarse a tus características y a tu sueño para facilitarte todo el descanso posible. Incluso la neurotecnología podría proporcionarte sueños casi “a la carta”.

¿Crees que estos serán los únicos cambios?

Cuando salgas de tu habitación, probablemente te apetezca echar un bocado. En el restaurante del hotel, camareros robot te servirán los mejores platos, preparados por expertos cocineros robot que cocinarán de forma personalizada teniendo en cuenta todos tus gusto en función de las recetas que te sugieran o tú mismo propongas, y podrán tener en cuenta variables como alergias, intolerancias, etc.

En lugar de los tradicionales salones con prensa y una televisión, la oferta de ocio del hotel será mucho más atractiva. Salas de realidad virtual convertirán tu estancia en una aventura, en la que incluso podrás participar en competiciones on-line.

El spa del hotel cambiará completamente. Los lugares tradicionales cederán su lugar a nuevos espacios en el que temperaturas, olores, imágenes y texturas se fundirán para el deleite de los sentidos y el cuidado de la salud.

Algunos hoteles serán completamente temáticos. Por ejemplo, uno podría utilizar toda su tecnología para sumergirte en la Edad Media. Otro lo haría para conseguir que se sientas como si estuvieras viviendo en una estación espacial. Utiliza tu imaginación, porque probablemente incluso puedas conseguir experiencias personalizadas según tus gustos, como si vivieras dentro de una película.

Además de todo esto, la propia arquitectura y ubicación de los hoteles los convertirán en un espectáculo y permitirán experiencias únicas. Hoteles submarinos nos permitirán tener peces como compañeros de noche. Hoteles incrustados en montañas nos acercarán a la Naturaleza y nos permitirán disfrutarla en el interior de nuestra habitación. Hoteles flotantes pondrán el vértigo y unas vistas incomparables a nuestros pies.

¿Te parece un despliegue tecnológico impresionante? Efectivamente, lo es, y aunque no lo creas lo veremos pronto. Y por cierto, para que toda esa tecnología funcione correctamente, será necesario que esté convenientemente monitorizada.

La monitorización de sistemas informáticos se encarga –entre otras cosas- de controlar el estado de funcionamiento de todo tipo de dispositivos y aplicaciones. Así, si por ejemplo un robot se avería, un sistema de monitorización podría detectar que las cosas no marchan bien y hay que retirarlo del servicio. O podría detectar que la aplicación de la pantalla interactiva de la recepción funciona más lentamente de lo que sería deseable. O que alguno de los dispositivos de domótica de una habitación se ha estropeado. Son sólo algunos ejemplos; la monitorización puede servir para esto y mucho más.

Si quieres saber más acerca de monitorización, estás en el blog indicado. No tienes más que navegar por los numerosos y estupendos artículos escritos por nuestros compañeros. Y si lo que quieres es saber qué es y qué puede ofrecerte Pandora FMS (cosa del todo recomendable), puedes verlo aquí mismo: https://pandorafms.com/es/


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.