Comunidad

Ramón: el secreto viviente para aguantar décadas en una empresa

abril 21, 2020

Ramón: el secreto viviente para aguantar décadas en una empresa

Entrevista a Ramón Novoa, Programador Senior Jefe de Pandora FMS

 Hablar de Ramón Novoa no es hablar del Programador Senior Jefe del departamento de IA de nuestra empresa, todo un portento y un coco que hace que llevemos avanzando como empresa desde los más remotos inicios, es hablar del señor que te saluda cada mañana, llueva o truene, el que sin duda trae los tupper más elaborados y suculentos a la ofi, y al que le gustan el deporte y los juegos clásicos a la par de profesar un amor absoluto por sus dos monísimos renacuajos.

Como he apuntado, él lleva desde los inicios en Pandora FMS. Eso es desde principios del 2000, y ha visto cómo se ha creado poco a poco esta fabulosa casa vasta y glauca. Es como uno de los maiar enviados a la Tierra Media por Ilúvatar, o como Obi-Wan, el viejo, en la primera de Star Wars. Toda referencia friqui es poca para ilustrar lo sabio, experimentado y añejo que es nuestro Ramón. Por ello, para profundizar más en su magín, consustancial a nuestro cariño y a nuestra empresa, hemos decidido entrevistarlo.

(El brazo de Ramón es del tamaño de una yunta de bueyes uncidos por un yugo bien barroco, por lo que mantendré cierta distancia en todo momento).

Entrevista a Ramón 1

Confiesa, ¿qué haces en esta empresa para durar tanto?

La mayoría entramos con una buena base técnica. Pero para crecer con una empresa es importante intentar entender desde el principio el punto de vista del negocio, y así aportar valor en la medida de nuestras posibilidades.

Tú que has estado en los altos y bajos, ¿cómo crees que ha evolucionado esta empresa?

Siempre a mejor, si no probablemente no seguiría aquí. No ha sido todo perfecto, nos hemos equivocado muchas veces, pero creo que siempre hemos sido capaces de aprender de nuestros errores y mejorar. Y espero que sigamos haciéndolo. Todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Algo íntimo y personal, ¿cómo es eso de ver llegar y marcharse a compañeros como un pilar inamovible?

Es complicado. Por un lado, se lamenta la pérdida. Por otro, se agradece lo que nos dejan. Las personas son, sin duda, el activo más importante de esta empresa. Y yo he tenido la suerte de aprender de muchos compañeros que ya no están, tanto personal como profesionalmente.

En general, ¿cuáles crees que son los secretos para aguantar tanto en una empresa?

La pregunta se puede abordar desde muchos puntos de vista. Para mí, uno de los más importantes es el de la motivación personal. Tener la posibilidad de seguir aprendiendo y enfrentarnos a retos cada vez más interesantes es un factor fundamental.

¿Alguna anécdota reseñable/inconfesable en este tiempo?

Recuerdo con especial cariño nuestros inicios, trabajando en un cuarto alquilado en un estudio de grabación. A veces se podía observar una mezcla curiosa de informáticos y roqueros a la hora del café. El cuarto, por suerte, estaba bien insonorizado.

¿Qué pasatiempos o hobbies te vuelven loco?

La verdad es que en mis ratos libres no me alejo mucho de los ordenadores, me han fascinado desde joven. Y siempre hay algo nuevo que aprender. Me interesan la seguridad informática, la programación de gráficos, los sistemas distribuidos… (la Inteligencia Artificial empezó siendo un pasatiempo también).

Te veo fornido, recio, vigoroso… ¿cuál es tu récord de flexiones? Me vale tiempo en una media maratón o la vez que más uvas te metiste en la boca, si eso supuso algún esfuerzo para tus músculos tan bien definidos.

(Risas) No estoy seguro. Más de cincuenta y menos de cien.

Dime lo primero que se te viene a la cabeza cuando digo estas palabras:

* Pandora: Avatar. Bromeo, por supuesto. ¡FMS!
* Domingo en la tarde: Paseo con mis hijos.
* Responsabilidad: Madurez.
* Kalimotxo: /dev/null


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.