Comunidad Geek Tecnología

¿Qué es un smart building?

abril 27, 2018

¿Qué es un smart building?

This post is also available in : Inglés

Edificios inteligentes: así viviremos y trabajaremos en ellos

¿Cómo serán los edificios en el futuro? Probablemente te lo hayas preguntado alguna vez, y a tu imaginación hayan venido las imágenes de tantas y tantas películas de ciencia-ficción en las que ciudades hipertecnológicas acogen enormes construcciones de formas imposibles (rodeadas de un flujo constante de vehículos voladores, cómo no).

Aunque el tema de los coches voladores no esté aún demasiado claro, los edificios del futuro se están empezando a perfilar –e incluso a construir- hoy en día, bajo el perfil del término “smart building” (o edificio inteligente).

Según el Intelligent Building Institute, de la ciudad de Washington (Estados Unidos), un edificio inteligente es aquel que “proporciona un ambiente de trabajo productivo y eficiente a través de la optimización de sus cuatro elementos básicos: estructura, sistemas, servicios y administración, con las interrelaciones entre ellos”.

El smart building hace referencia a una nueva forma de construir edificios que hace uso de la tecnología con el fin de mejorar aspectos tales como su habitabilidad o rendimiento energético. ¿Aún no vives o trabajas en un edificio inteligente? Es posible que lo hagas dentro de poco tiempo. Y seguramente te gustará hacerlo.

¿Cómo serán los edificios inteligentes?

Nuestra experiencia al adentrarnos en un edificio del futuro será muy distinta de lo que es hoy en día. Echemos un vistazo.

Nada más introducirnos en su parking, los sensores distribuidos por diferentes zonas del mismo se comunicarán con nuestro vehículo para indicarnos donde se encuentran los espacios disponibles para aparcar. Si nuestro vehículo es autónomo, el proceso de estacionamiento será completamente automático.

Al bajar de tu vehículo, podrás comprobar que los jardines que rodeen el edificio se encontrarán en perfecto estado. No sólo se deberá a los robots jardineros que se encarguen de su cuidado; el agua utilizada será la que provenga de los sistemas de recolección de lluvia, que la suministrarán tanto a la jardinería como a los inodoros del edificio, consiguiendo un importante ahorro.

Desde el exterior de la construcción podrás comprobar que su estética es distinta de la de los edificios tradicionales. Lo primero que te llamará la atención es que el edificio se encontrará completamente limpio, gracias a que estará recubierto por nanomateriales que descompondrán y repelerán la contaminación.

Los muros de ladrillo y hormigón cederán su tradicional espacio a cristaleras, y en su azotea y fachada podrás observar placas solares y pequeños aerogeneradores que suministrarán energía limpia a todo el edificio. Algunas construcciones incluso podrán modificar su fachada para adaptarse a luz solar y a su entorno, o estarán recubiertos en parte por jardines verticales.

Una zona de la azotea estará habilitada para la recepción de drones que se encargarán de repartir la mensajería, paquetería y todo tipo de suministros que requiera el edificio, y que serán distribuidos a sus destinatarios de forma automatizada.

Ya en la recepción, te sorprenderá lo agradable del ambiente. La monitorización de las condiciones climáticas (luz, humedad, temperatura, etc) permitirá a los sistemas de climatización del edificio proporcionarnos unas condiciones óptimas, independientemente de la época del año en la que nos encontremos. Además, las plantas y sistemas de filtrado que se encuentren en el hall se encargarán de limpiar el aire. Una luz agradable iluminará la recepción gracias a las cristaleras, que modificarán su color en función de las necesidades lumínicas y permitirán un importante ahorro en electricidad.

La recepción del edificio estará dotada de pantallas interactivas que ofrecerán todo tipo de información útil, como horarios, reuniones programadas o la posibilidad de conocer si una persona se encuentra en el edificio y cuál es su localización (todo ello bajo las convenientes medidas de seguridad).

Cuando tomemos el ascensor, esté nos conducirá directamente a la planta a la que necesitemos llegar, gracias a su sistema de reconocimiento facial, que será capaz de identificarnos y conocer nuestras costumbres. Según las necesidades de seguridad, el mismo sistema limitará el acceso a determinadas zonas, medida de seguridad que se extenderá a las escaleras del edificio y resto de accesos.

En los pasillos del edificio, los sensores adaptarán la luz y la temperatura en función de factores como la presencia o no de seres humanos o la luminosidad natural según el momento del día.

Todos esos sensores y muchos otros aportarán una mayor seguridad al edificio. En el caso de incendios, además de activar sus propios sistemas antiincendios, avisarán de forma rápida y automática a los servicios de bomberos cuando se desate un fuego o una inundación. En el caso de accesos no autorizados, podrán conectarse automáticamente a la Policía o servicios privados de seguridad.

Si se trata de un edificio de oficinas, la inmótica del edificio te ayudará a trabajar con más eficiencia. Desde tu teléfono móvil podrás acceder a las reuniones programadas, reservar salas, controlar si has dejado encendidas o apagadas las luces y el ordenador de tu despacho o ajustar la temperatura antes de llegar.

Algunos edificios incluso producirán su propia comida, gracias a la agricultura vertical alimentada con luces LED, que proporcionará alimentos frescos y de calidad sin necesidad de transportarlos desde zonas de cultivo.

Estas son sólo algunas ideas, que aunque no lo creas ya se están llevando a la práctica en algunos edificios excepcionales. Con el tiempo, éstos y otros muchos avances se convertirán en la norma y ayudarán a hacer más agradable nuestra vida en las ciudades, en un entorno más ecológico.

Así serán los edificios del futuro. Más limpios, más seguros, más eficientes. Enfocados hacia el ser humano y el cuidado del medio ambiente. Más inteligentes.

Por cierto, para controlar que muchos de los dispositivos de estos edificios funcionen correctamente, será muy útil la monitorización.

Pandora FMS es un software de monitorización flexible, que se adapta a las necesidades de tu empresa u organización. Si quieres saber qué es lo que Pandora FMS puede hacer por ti, entra aquí: https://pandorafms.com/es/

O si lo que quieres es preguntarnos directamente cómo Pandora FMS puede ayudarte, puedes hacerlo en el formulario que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

Estaremos encantados de atenderte.


Written by:



One comment
  1. Avatar

    sebastian

    genial post robin! podrias dejar algunos link donde esta idea este mas desarrollada? edificios que ya esten implementando estas nuevas tecnologias quizas, saludos !

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.