Comunidad Geek

5 aspectos clave de la disrupción digital

enero 25, 2019

5 aspectos clave de la disrupción digital

This post is also available in : Inglés

Disrupción digital; qué es y cómo afecta a las empresas

Los cambios traen nuevas expresiones para identificar nuevos fenómenos, y en tiempos de continuo cambio el lenguaje se transforma.

Durante los últimos años es probable que hayas oído hablar alguna vez acerca de la disrupción digital. Muy relacionada con otro término tal vez más extendido (transformación digital), mientras este nos habla acerca de procesos, el de disrupción digital versa sobre los efectos de los procesos de cambio que estamos viviendo a raíz de la entrada de las tecnologías en las empresas y el mercado.

En este artículo vamos a conocer qué es la disrupción digital y algunos de estos cambios profundos y, a veces, traumáticos . ¡Vamos allá!

¿De qué hablamos cuando hablamos de disrupción digital?

La disrupción digital se refiere al conjunto de cambios de carácter rompedor que afectan a las empresas tanto a raíz de la irrupción en el mercado de las nuevas tecnologías digitales como cuando introducen estas en diversos ámbitos de su funcionamiento, como puedan ser la producción, la organización o la relación con sus clientes.

En nuestra era, en la que las empresas que no acometen una profunda transformación digital corren el riesgo de quedar rezagadas, no sólo debemos prestar atención al proceso, sino que nos importan, y mucho, los fuertes efectos que las tecnologías digitales pueden ocasionar tanto en la empresa como en el entorno.

Pero, ¿de qué cambios estamos hablando exactamente? Veamos algunos ejemplos.

5 aspectos de la disrupción digital

– Cambio de mentalidad

La entrada de las tecnologías digitales afecta a todos los integrantes de la empresa, pero ahora vamos a centrarnos en los directivos.

Desde su papel, que conlleva mayores responsabilidades, sabemos que los directivos están especialmente implicados en el proceso de transformación digital. Pero una visión estratégica no puede quedarse en la introducción ciega de nuevas tecnologías, sino que debe ir orientada al éxito de la empresa y pensar en las consecuencias de las medidas que se tomen.

La disrupción digital, como su nombre indica, es rompedora, y exige de los puestos de responsabilidad un fuerte cambio de mentalidad. Podríamos decir que los directivos tendrán que “pensar en digital” a partir de ahora. La supervivencia de sus empresas dependerá en muchas ocasiones de ello.

– Una nueva manera de trabajar

Que las tecnologías digitales se emplean en el día a día de cada empresa es algo que todo el mundo conoce. No en vano, llevamos décadas utilizándolas, y ya han causado cambios muy profundos.

Sin embargo, la ola continúa creciendo y afecta a las empresas de una forma cada vez más contundente. Hoy en día son rara avis las compañías cuyo funcionamiento no depende de forma crucial de la tecnología. Y esa dependencia aumenta. Las grandes empresas, e incluso muchas de menor tamaño, despliegan, día a día, una vasta red tecnológica que les permite funcionar y supone una suerte de gran sistema nervioso del que la actividad depende.

Conceptos como el de servidor, red o base de datos eran rarezas hace apenas unos años en las mismas empresas en las que hoy se les presta una atención máxima. Y es que su actividad depende de su buen funcionamiento; un cambio, sin duda, de una gran profundidad.

– Un nuevo mercado

El mercado digital atesora grandes diferencias respecto de los mercados tradicionales. Nuevas reglas del juego, una gran amplitud de posibilidades, nuevos actores en el mercado…

Esto afecta a las empresas a todos los niveles. La competencia se multiplica de la mano de las herramientas que las tecnologías digitales facilitan. Cambian los canales de comunicación con los clientes, con los proveedores… E incluso cambian, de una manera profunda y sorprendente, los gustos y las dinámicas del mercado.

Y no sólo eso. Además, el mercado digital se entremezcla con el tradicional y lo afecta de forma decisiva. Por ello, las empresas que no lo tomen en consideración no sólo quedarán fuera del nuevo juego, sino que verán afectado su negocio clásico de forma decisiva.

– Una manera distinta de relacionarse con los clientes

Que los clientes se encuentran en el centro de la transformación digital está fuera de toda duda. Las nuevas tecnologías han proporcionado, tanto a usuarios como a empresas, una multitud de oportunidades para establecer todo tipo de relaciones impensables hace apenas unos años. Redes sociales, apps, tiendas on-line, comunidades virtuales… Las herramientas se multiplican a la vez que la personalización aumenta y la vinculación (a veces incluso afectiva) entre usuarios y empresas alcanza niveles insólitos.

– Nuevos fenómenos disruptivos

Y es que todos estos cambios se traducen a fenómenos concretos, llamativos y que pueden, incluso, llevarse por delante el modelo de negocio de una empresa que no los tenga en cuenta.

Economía colaborativa, growth hacking, IoT, Industria 4.0, fintech, blockchain… definitivamente, los fenómenos disruptivos se multiplican, surgen con una frecuencia cada vez mayor y obligan a las empresas a estar muy atentas a las nuevas dinámicas y participar, si es posible, en ellas.

Estos son algunos ejemplos de cómo la disrupción digital está afectando tanto a las empresas como a los mercados (y seguirá haciéndolo durante los próximos años).

Como ya hemos visto, la tecnología es hoy en día fundamental para el buen funcionamiento de la inmensa mayoría de las empresas. Y en algunas lo es tanto que la atención debe ser máxima.

Por suerte, al tiempo que la tecnología se desarrolla, también lo hacen las herramientas que permiten controlar su desempeño. Y entre ellas ocupan un nivel muy relevante los sistemas de monitorización.

Los sistemas de monitorización se encargan de controlar la tecnología que utiliza una empresa (hardware, redes y comunicaciones, sistemas operativos o aplicaciones, por ejemplo) con el fin de analizar su funcionamiento y su rendimiento, y de detectar y alertar acerca de posibles errores.

Sabiendo esto y conociendo su importancia, ¿qué tal si dedicas unos minutos a conocer Pandora FMS?

Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocerlo mucho mejor? Entra aquí: https://pandorafms.com/es/

O también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Hazlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que encontrarás en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

¡El equipo de Pandora FMS estará encantado de atenderte!


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.