Comunidad Geek

¿Triunfará la realidad virtual?

septiembre 28, 2017

¿Triunfará la realidad virtual?

This post is also available in : Inglés

Aplicaciones de la realidad virtual. ¿De verdad tendrá éxito?

Durante los últimos años, no hemos parado de ser bombardeados con todo tipo de noticias y previsiones acerca de cómo la realidad virtual va a invadir casi todos los ámbitos de nuestra vida. En un futuro cercano, no sólo jugaremos o veremos vídeos en realidad virtual, sino que incluso viajaremos virtualmente, compraremos en tiendas virtuales e incluso nos relacionaremos socialmente en espacios que sólo existirán dentro de una red de servidores. Las ilusiones de soñadores –y de perezosos- de todo el mundo, hechas realidad.

Pero, ¿realmente será para tanto? No sería la primera vez que una tecnología que parece ir a comerse el mundo acaba en el cajón de los recuerdos. ¿Acabará la realidad virtual siendo un gatillazo de lo más real?

Lo cierto es que la RV ha levantado tanto “hype” y tiene tantas potenciales aplicaciones que incluso un fracaso parcial sobre las expectativas podría resultar siendo un éxito rotundo. Sólo con que una parte de sus promesas se cumplieran podría cambiar en gran medida nuestras vidas.

Pero, ¿podemos concretar un poco más? Desempolvemos la bola de cristal y especulemos un poco acerca del futuro inmediato de la realidad virtual.

– No resulta demasiado aventurado pensar que la RV tendrá éxito en el mundo de los videojuegos. Teniendo en cuenta que se trata de una tecnología que se enfoca en el POV (“Point of View”, o “Punto de Vista” en inglés), cualquier videojuego que se desarrolle en primera persona puede encontrar en la realidad virtual un aliado de primera debido a la capacidad que ésta ofrece de sumergirse en la acción.

Para encontrar las primeras experiencias de videojuegos en RV no hay que esperar más tiempo; ya son una realidad, cada vez más extendida. Incluso existen algunos parques de realidad virtual que ofrecen experiencias más avanzadas. No hay demasiadas razones para dudar que en este campo la RV tendrá éxito, y teniendo en cuenta la enorme cantidad de dinero que el sector mueve cada año y la sociedad del ocio en la que –cada vez más- nos adentramos, la realidad virtual en videojuegos no será un asunto menor.

– Más aventurado es hablar acerca del futuro de la RV en el mundo del cine y la televisión. Aunque tenga similitudes con los videojuegos, hay un aspecto que los diferencia radicalmente; mientras que en un videojuego el usuario participa continuamente en la acción, en el cine y en la televisión es principalmente un espectador.

Bien, observar la acción desde diversos puntos de vista también puede resultar interesante, pero, ¿es suficiente como para vestir un engorroso casco durante horas? Para que el usuario admita ese tipo de incomodidad, es necesario aportar un valor añadido. En el caso de los videojuegos, el plus es fácil de ver; en el caso de la televisión o el cine, no está tan claro.

Distinto sería si la tecnología consiguiera hacer de la RV algo mucho más confortable, casi imperceptible. Por ejemplo, ver las noticias o una película desde dentro de la acción puede ser una experiencia de lo más sugerente si puede hacerse cómodamente sentado en el sofá, sin un armatoste en la cabeza. ¿Conseguirá lograrlo la industria?

– No obstante, todo lo anterior se queda corto en comparación con el que es el gran territorio de batalla para la realidad virtual en los próximos años: internet.

Los usos de la realidad virtual en la red son cuasi infinitos. Comercio virtual (podrías ver y comprar los productos que ofrece una tienda sin la necesidad de desplazarte hasta ella), turismo virtual (ideal para viajeros pobres) o redes sociales virtuales (en las que alternar sin necesidad de quitarse el pijama) pueden suponer mundos propios con millones de usuarios repartidos alrededor de todo el planeta. ¿Llegaremos a tanto?

Probablemente, insisto en esto, se trate sobre todo de una cuestión de comodidad. Si se convierte la RV en algo tan confortable como usar una tablet o un teléfono móvil, encontrará cientos de aplicaciones en las que triunfar.

– Finalmente, cabe hablar de algunas aplicaciones más específicas, que llegarán a un número menor de usuarios, pero no por ello serán menos importantes.

Una de ellas la encontramos en el área médica, en la que ya se ha utilizado la RV para asistir a algún paciente, sobre todo en el campo de la psicología, y más concretamente en el tratamiento de las fobias, en el que se consigue que el paciente se habitúe a lidiar con sus miedos de una forma más gradual y menos traumática. Otro posible uso se encontraría en el entrenamiento para cirujanos. O en el de la arquitectura, en el que los proyectos creados cobran vida gracias a la RV para que los profesionales puedan ver cómo sería su creación, incluidas medidas, proporciones y espacios, antes de empezada la obra.

También, en el campo de la educación, en el que por ejemplo los estudiantes de Historia no solo podrán leerla sino también vivirla, a través de eventos históricos recreados en RV. O podrán estudiar anatomía desde el interior de un cuerpo humano.

Como adelantábamos al inicio de este artículo, son tantos los posibles usos de la RV que probablemente entre en nuestras vidas de un modo u otro.

En todo caso, hay que tener en cuenta que estamos hablando del corto y del medio plazo. En un futuro más lejano, la RV nada tendrá que ver con la actual, ni siquiera con la que veremos en los próximos años. La realidad virtual del futuro será absolutamente inmersiva e imperceptible para el usuario (posiblemente generada a través de nanobots que actuarán sobre el sistema nervioso). Se extenderá a los cinco sentidos y supondrá vivir en mundos nuevos, indistinguibles del mundo real. Pero para que suceda esto, tan parecido a lo que sucede en películas como Matrix, deberemos esperar algunas décadas.

Mientras esperamos ese momento, os recuerdo que lo que habéis leído en este artículo son sólo opiniones personales. Seguro que vosotros tenéis las vuestras y son muy interesantes. Podéis compartirlas en la caja de comentarios que se encuentra justo aquí debajo. ¡Gracias!


Written by:



Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.